viernes, 29 de abril de 2016

El escritor y la Angustia Virtual


Que tu libro se vuelva Pizza

Para esta entrada busque la definición de Angustia Virtual en la web. Pero no la halle, así que voy a atribuirle ese termino a mi hermana Barbara Bravo. Es recibida de la UBA por lo que seguro esta bien utilizado. (?)

Esta entrada es sobre los escritores, las redes sociales y el mundo de lo virtual. Y me ha motivado escribirla dado el fenomeno creciente de lo que aquí llamaremos "Angustia Virtual" un mal que se propaga en cualquier actividad diaria (casi tantas como las que puedan estar relacionadas con la web) y no deja de lado a los escritores.

¿Que es la Angustia Virtual? Basicamente sentir que aquellas cosas que publicamos en la red no tienen el reconocimiento o atención esperado dado la falta de likes, tweets,retweets, comentarios y demás simbolos de aprobación en los tiempos corrientes del mundo virtual. Sin querer hacer de esto una proclama en contra de la social media, quiero indagar un poco sobre por que nos preocupa y si debería ser razon para angustiarse.

Sin duda las redes sociales son una buena herramienta para cualquier autor, sea publicado o no. Nos dan un medio por el cual poder comunicarnos con el público que esperamos lea y pondere las historias en las que trabajamos día y noche. Sería un pelotudo si dijera que estoy en contra publicando esta nota en un Blog enlazado a Twitter, Facebook ect. Pero es menenster comprender desde el primer momento que el Escritor se mueve actualmente entre dos mundos. El Mundo Real y el Mundo Virtual. Ambos con sus leyes, sus formas, tiempos y codigos. Si tenemos en claro el abismo que hay entre estas dos esferas de interacción vamos a poder trabajar en nuestras cosas con una perspectiva mucho más amplia. 
Es una muy buena noticia para cualquier autor tener una novela, relato o blog que se pueda considerar un exito en las redes sociales. ¡Clar que sí! Significa que ha logrado cautivar a un público atravezando distinto tipo de formatos y que con toda seguridad, al ser publicado su trabajo en papel o ebook (cuando medie dinero entre el lector y el autor, digamos) va a tener un más que interesante semillero de difusión.

La experiencia vale mucho la pena para quienes no tienen los medios aun para publicar o bien recien comienzan a mostrar en la web aquello que hacen. Un feedback con un publico, distante o no, siempre es una experiencia muy enriquecedora de la que se puede aprender. Y, logicamente, otorga una gran satisfacción al ver que hay una respuesta del otro lado de la pantalla a aquellas obras en las que ha trabajado tan duro.

Pero la angustia virtual es exactamente lo opuesto a eso. Así que cabe preguntarnos: ¿Que ocurre si eso no nos pasa? ¿Que pasa si las cosas que estamos haciendo no reciben esa atención que esperabamos en un primer momento? Acerquense...les cuento un secretito...

UNA PUTA MIERDA




Me tomó un tiempo aprenderlo. Y no tengo ningun despacho en decir que las novelas que tengo publicadas en sitios como Wattpad estan muy lejos de ser populares. Andan por la siberia online de esta clase de sitios.Pero medir lo bueno o lo malo de un trabajo en base a la cantidad de Likes, Tweets y vistos es, cuando menos apresurado. En el caso del autor, un grave error. Es algo que los escritores debemos entender. Conozco muchos buenos narradors que no gozan de popularidad en redes sociales y algunos de ellos a veces se desalientan cuando esto sucede. 

Naturalmente uno da lo mejor de sí en su trabajo y espera que ese esfuerzo sea "notado" (atención con esa palabra) por alguien. Y quienes recien arrancamos, como quien les habla en su momento, caen muchas veces en este error de percepción.  Pues naturalmente surge la pregunta "Si a nadie le ha gustado esto...¿Que hago? ¿Sigo?"
Esa pregunta se responde sola. Si te gusta escribir de verdad vas a hacerlo aunque no haya quedado nadie vivo para leerte

Hay que ser conciente que las Redes Sociales no son muy representativas de lo que normalmente llamamos "Realidad" Habría que discutir eventualmente como y de donde salen los numeros de visitas, cómo se estipula que es una lectura y que no lo es, si un visto implica en efecto un leído y otras cosas más demasiado aburridas y que desconozco por completo. 
 Y si me lo vienen a explicar, desconfiaria igual...
Estos medidores han de ser vistos como una muestra o una buena guía para el escritor, pero no deben ser confundidos o ponderados como algo definitivo. En ellos influyen el público al que esta dirigida nuestra obra, las plataformas que medían entre ella y sus suscriptores, el lenguaje que utilicemos o aun lo vistoso o no de nuestra (como en mi caso) pedreste y cartonera portada. 
Por lo que la única forma de saltar este bache emocional es ir hacía la esfera de lo Real con nuestros relatos. ¿Se acuerdan como era el mundo antes de que existiera facebook? ¿O blogger?  La única forma de que alguien leyera algo que habías escrito era mandandoselo por mail a tus amigos. ¡Y ojo! tenía que ser un amigo paciente y lector con ganas de darnos una mano con eso. 
En este caso el salto entre lo virtual y lo real se producía de una forma tan inmediata como gratificante. Te encontrabas a tomar un café, a hablar de culos, de películas y minas hasta que preguntabas "¿Che te gusto lo que te pase?" Ahí se daba un dialogo real, conciso, y  sincero del que se aprende mucho más que de un Like, visto, Tweet o lo que fuera. La buena noticia para nosotros es que aun es posible.
                                     
Lo que en el ambito académico se llama "una devolución"

No hay que olvidar que las redes son un Medio para, no un Fin. La verdadera tarea del escritor debería concentrarse en transportar lo acontecido en la esfera virtual hacía los dominios de lo real. Y no me refiero a dinero (aunque este, sospechosamente es muy real...) sino a iteractuar con otros de forma personal y directa.  Sea leyendo un relato corto en una reunion de escritores o simplemente trabajarlo junto a un amigo, lector 0  o como quieran llamarlo. Atravezar ese abismo entre una cosa y otra es el objetivo a perseguir, el fin de nuestro labor diario. Si nos detenemos en el mundo de lo virtual con nuestro mucho, poco o chapucero exito estamos quedandonos a mitad de camino. No importa cuanto tiempo lleve, que tan dificil venga o que obstaculos debamos sortear el "fin" es  públicar el puto libro. Como-SEA-

¿Por que somos mejores si lo logramos? ¡No! por Dios...por esa misma razón odio la expresion "escritor novel". Debe ser el objetivo final debido a que el único proposito de tu borrador es alcanzar esa instancia final. Porque tu trabajo y esfuerzo lo esta pidiendo a gritos.

Lejos esta de mi desmerecer a quienes han encontrado su lugar en las redes. Y supongo que si han leído con atención sabran ver que esta entrada esta dirigida a quienes no tienen aun esa suerte. Pero quería sentar posición sobre una cuestion que se que angustia a muchos de mis amigos y compañeros de letras. 

Aunque no me gusta ser autoreferencial (mentira, me encanta) sufri un poco la angustia virtual un año o dos antes de que Tindar saliera publicada. Las perspectivas eran negras para mí si me dejaba llevar por la cantidad de atención que puedan haber logrado mis otras dos novelas en las redes. Sin embargo comprendí que distintos son estos dos mundos cuando, tras haber vendido un par de libros, mi novela se transformó en una pizza de Kentucky. "Mi libro se acaba de transformar en estas dos porciones de muzzarela" pense.

Los Likes son muy lindos, pero me quedo con la pizza.






miércoles, 27 de abril de 2016

La Hora del Violetador: El Papillon en el erotismo




 "¿Va a hacerles qué toda la noche?"
"¡Va a violetarlos!"


¿Es por Amor?




Como ya sabemos el genero erótico se ha disparado en lo ultimos años. Y más allá de las preferencias personales de cada uno o lo que consideremos mejor o peor en el mundo literario esto es una realidad que responde a un público que disfruta de este genero. Eso me parece algo con lo que puedo vivir y, seguramente lo mismo le ocurra a ustedes. Siempre vamos a encontrar, cada una x cantidad de años un genero exitoso que se explota hasta el más rídiculo de los limites.

Ahora bien. Si hay algo que este escritor no alcanza a comprender es la abrumadora cantidad de novelas donde el abuso y la degradación de un ser humano es el atractivo principal. Aun más llamativo me resulta el hecho de que esta clase de relatos disfrazados de erotismo no son solamente propuestos por tanques del mundo editorial, donde logicamente prima la cuestion comercial. Sino que al parecer son tambien la weapon of choice de muchos autores jovenes en redes donde comparten sus escritos. En algunos casos alcanzando un exito virtual bastante llamativo.

El motorcito de estas historias tiende a ser sobre una persona correcta con un dejo de pureza virginal y pre adolecente en su encuentro con la bestia. Otro personaje (hombre en la mayoria de los casos) que llega a su vida para degenerarla. Para ultrajar esa pureza inicial, su blanca y fragil flor.

La literatura rosa nos tiene acostumbrados a este clase de historias desde tiempos de la Reina Victoria. La acción pasa por saber si la niña inocente se rinde a los placeres del sexo que su libido cada vez más adulto y apasionado requiere. Ademas de generar sinuosas contradicciones en su vida o  círculo de amistades.


Algo ingeniosamente expuesto, por ejemplo, en la película de Francis Ford Coppola "Dracúla" donde Lucy es un tiro al aire y Mina una correcta señorita britanica que acaba por soltar sus riendas al conocer al irresistible Vampiro Rumano.

Pero aquellos viejos engranajes de la literatura rosa han quedado en el olvido.En estos nuevos relatos la acción se centra en  someter, violar, golpear, insultar, degenerar y pervertir. El gancho en estos libros es hacer del acoso y abuso sexual un arte de seducción. Ironicamente casi de la misma manera que podría pensar un pedofilo o un violador real. Lo interesante es como le comen la cabeza, como le van ocupando espacios en su vida. De que forma se las ingenia el muñeco de turno para trastornar a su victima hasta la sumisión absoluta. Hasta que su ser, aquella pureza inicial, halla sido aniquilada por el victimario.

Y claro que el broche de oro de esta clase de historias (su nudo principal) es el disfrute de la victima ante esta situación. Porque, claro...si el personaje no lo disfruta la historia se torná todavía más sombría ¿Verdad? DEMASIADO sombría...


 Me atrevo a decir que es aun demasiado sombría para la limitada capacidad de muchos de estos autores

"Oiga hombre...¿Que cree que estoy escribiendo? En verdad a ella/el le gusta ser abusado, golpeado o acosado sino pues esto estaría muy mal..."

De esta imaginativa y revulsiba forma toda la macabra situación se vuelve como una inocente mariposa que ha salido de su asqueroso capullo. El papillon, parecia una cosa horrenda pero se ha transformado en una hermosa historia de romance...Era por amor...que bello es el amor...cuanto sacrificio hay en él...y cuanta demencia puede soportar. El amor en estas historias es el justificativo para todas las espantosas actitudes de sus protagonistas. Una obvia y estupida ruta de escape para que el autor salga con las manos limpias de la basura que acaba de proponer. Para que su verdadera visión del mundo no quede tan expuesta. Era por amor...Peculiarmente, muchos abusadores, violadores y acosadores reales anteponen esa misma excusa a sus victimas una y otra y otra vez...Hasta que no pueden disculparse más porque han pasado a una nueva y última  fase: Matar por amor.

Este es el verdadero y peligroso mensaje de este tipo de literatura. No el tabu sobre el sexo, ni la forma particular que cada uno encuentre para disfrutarlo.Tampoco es por lo alocadas o rídiculas fantasías sexuales que pueda albergar la mente de un ser humano. Lo peligroso es enseñar que cualquier mierda es tolerable cuando se trata de amor.


Para cerrar con un poco de humor no se pierdan este desopilante video que me hizo pensar en escribir esta nota. "¿Violar? ¡Que clase de cosas dices!"





lunes, 25 de abril de 2016

¿Que me llevo de acá? Feria del Libro 2016



Despues de muchos años de ir a la Feria del Libro cabe preguntarse: ¿Que es lo que nos lleva a ella cada vez? ¿Son los libros? ¿Las charlas y eventos? ¿Las firmas de autores? Este año el principal motivo  fue tener mi ejemplar de Los Viajes de Marion firmado por Victoria Bayona, vieja amiga de la casa.

El precio de la entrada por poco y deja trunca cualquier fantasía sobre llevarme un libro decente de regreso a casa. Aunque debo admitir que no soy un enloquecido por las novedades editoriales, más de una vez uno termina llevandose algo para no sentir que se ha ido con las manos vacias. ¿Habra en esa maraña de Stands y autores algo para mí?  Como descubrimos con mi compañera en esta ocasion (Carla "ispa") Lo más probable es que sí, solo que esta escondido entre todas esas towers de novedades que por poco y se te tiran encima.  

Lo más divertido de la feria es encontrar "Ese libro" que quizas ni siquiera se te viene a la cabeza en el momento que tus ojos sondean el mar embravecido de títulos y autores. Ese libro que alguna vez quisiste comprar, nunca conseguiste y que olvidaste. Por suerte para mí lo encontre en un Stand para nada vistozo (Ni amistoso) de ofertas. Al alzarlo me acorde "Che, ¡Justo estuve pensando en Phillip Dick el sabado!" dije a mi amiga. El precio era bueno. No se hable más, me lo llevo.

Mi recomendacion para quienes van a la feria es que si no tienen la más puta idea que comprar no se manden a ciegas. Por mucha menos plata apuesten a un buen clásico. Libros de autores que ya conocen bien y que se los han recomendado cientos de veces. Es mi metodo y no me ha fallado aun. Casi siempre vuelvo con algo de Poe, de Arthur Conna Doyle o mitologia. Esta vez le ha tocado a Phillip K Dick. 





***
Tanto o más invaluable que el libro recientemente mencionado es tener mi ejemplar de "Los Viajes de Marion" firmado por su autora, Victoria Bayona. Un libro que al leerlo genera un confort bastante único similar a al que dejan los clásicos como Las Mil y una Noches. Si tuviera que poner esa sensacion en palabras la definiria como una caricia al alma antes de irse a dormir.  Como he dicho ya lo recomiendo para chicos o adultos. Aun si no son asiduos lectores del genero de fantasía "Los Viajes de Marion" tiene una cantidad de elementos tan diversos (y tan bien engarzados entre sí) que sin duda el resultado lo va a dejar muy satisfecho. Por suerte para mí falta poco para ver su segunda parte publicada.

Click acá para ver la información tecnica (precio, cantidad de paginas etc) del libro



***
Por último, pero no menos importante...(ejem...ejem) pude sacarme el gusto y firmar un ejemplar en la Feria del Libro (Tecnicamente). En este caso ha sido el de mi compañera en este paseo, Carla "Ispa" que lo trajó en su bolso con ese proposito. Por lo que ya puedo vanaglorearme diciendo que "Firmo  autografos en la feria del libro" Le agradesco mucho haberse tomado la molestia de cargar con el medio kilo de ejemplar del Tomo I de Tindar.Victoria Bayona, con la amabilidad que siempre la caracteriza, quiso ver como era Tindar. Por lo que tambien tuve el inmenso placer de intercambiar libros con ella como pueden ver más abajo.

Finalizando, voy a compartir con ustedes un pensamiento que tuve llegando a casa anoche. Más allá de los libros en sí o el consumo de los mismos. De la tormenta de novedades, de la moda, de los generos sobre explotados y alguna aberraciones que se pueden hallar a un preció todavía más espantoso...Lo mejor de la Feria ni siquiera es el evento en sí. Lo mejor son las personas que uno conoce a partir de un nexo en comun. Eso es lo más valioso y la mejor razón para ir. Vaya con amigos, con conocidos. No compre nada si no quiere, riase un rato y vuelva a casa silbando.





sábado, 9 de abril de 2016

Ishtol y Mísinas


 Un muy breve relato sobre el Inicio de todas las cosas. Aunque tambien puede considerarse una primera historia de Amor entre dos Seres en el universo de Balbania. 
Antes del Gran Cisma solo estaba Ishtol, la llama ardiente del inicio. Todo lo que vino luego tuvo parte de él y su Gran Obra no ha terminado. Pero cuando así sea se elevara de su trono ardiente más allá del Círculo y se sabrá que todo lo acontecido ha sido bueno y justo. Entonces las criaturas hallaran sumo regocijo cuando la espada de fuego que blande ilumine el camino de la gentil retirada de regreso a su regazo. Pero el momento de tal suceso a nadie ha revelado y Mísinas teme ese día con aciago desespero. 

Ishtol moraba en soledad antes de que cualquier cosa fuera hecha. Pero entonces ya su mente estaba inquieta, pues su llama crepitaba ansiosa por hacer y se alzaba en rubicunda algarabía que no encontraba espacio donde ser. Y este pensó en una Obra de suma magnificencia que diera sosiego a sus deseos. En esto se encontraba Ishtol cuando Mísinas, la estrella Amatista le encontró vagando en soledad. 

Ella venía de muy lejos, dijo. De El Otro lado del Círculo donde el Vacío le desconcertaba. Había llegado a él siguiendo su brillante candil. Pues hasta entonces Mísinas solo conocía la sombra y la soledad acuciante. Odiaba los gélidos vientos que soplaban allá donde tenía hace tiempo su morada y ya no deseaba rondar penosa en la bastedad de las tinieblas. Pero el punto luminoso que había percibido esperanzada, como un faro durante la más umbría tempestad, ahora le dañaba los ojos y la confundía estando próxima. Pues Ishtol y su luz desnudaban todas las cosas y las mostraban tal y como eran. Pero a Mísinas no siempre le gustaba lo que ese candil tendía a rebelar.  Apenada, la dama de ojos amatistas lloró lagrimas de plata y echada sobre sus rodillas rogó que aplacara sus fuegos porque no soportaba verle a la cara. Más al mismo tiempo no concebía la idea de abandonarla o no verlo nunca más.

Piadoso y comprensivo Ishtol aplacó su fuego. Pues Mísinas era hermosa y le agradaba su compañía. Entonces la dama llenase de júbilo ante esto y construyó para los dos un hermoso palacio de Cristal donde ella vestía de plata para él y por un tiempo incalculable los dos moraron juntos allí entregados a las bondades del cariño mutuo y el amor de dos seres solitarios. Pero Ishtol no deseaba estar ocioso y aun su mente inquieta no olvidaba su Gran Obra.

Entonces le dijo a Mísinas que debía ser muchos y no ya uno solo. Tal era la única forma en que podía llevar a cabo su Gran Obra. Pero Mísinas no comprendía su propósito y cuando Isthol le rebeló el mismo ella se dobló en miedo y dolor. La obra, pensaba Mísinas era en verdad hermosa y magnifica, iba más allá de lo que aun ella pudiera imaginar. Pero era totalmente incapaz de comprender el propósito de su final. Y la angustiaba que las cosas, como eran, dejaran de ser y que todo se perdiera de nuevo entre las sombras del mundo. Ishtol entonces le repitió sus propósitos y añadió que cuando eso ocurriera todo volvería a su regazo nuevamente. Pero Mísinas no confiaba en que esto así ocurriera pues ella conocía la verdad sobre el vacío imperecedero y dijo "Cuando todo vuelva a su sitio, por mucho que sea tu poder ya no será igual. De la misma forma que lo que se rompe, remendado, no puede volver a su forma original" 

"Tal es exactamente mi propósito. No será igual, será mejor pues se nutrirá de cosas nuevas que ni aun tu puedes prever y en eso residirá la belleza de mi obra."

Más no quiso saber Mísinas sobre  los trabajos que planeaba Ishtol y le pareció cruel. Pues ella no tenía deseos de nada nuevo ni inquietudes similares. Entonces Ishtol rebeló a ella su luz radiante nuevamente, esperando que ella así comprendiese. Pero ahora la luz la lastimaba aun más que antes y era incapaz de soportarla. Porque veía que ya muchas cosas no eran como antes y esto la turbaba de sobre manera. Despreció estas cosas y llevó el palacio de Cristal al otro lado del círculo y allí se hizo una con el vacío. Pues este le resultaba ahora confortable dado que nada en él podría cambiar para bien o para mal. Solitaria anduvo desde entonces y se encumbro en el afuera hasta que el hambre y la locura dominaron su ser para siempre. 

Hambrienta tejió sus propios planes e intrigas esperando el momento oportuno para devorar aun a la llama ardiente y que todo volviera a la uniformidad del vacío donde su mente hallaba enfermizo sosiego. Pero entonces supo que había cambiado ella también, conociendo obras y propósitos prontos a sucederse y se odio a sí misma por no ser indemne al tiempo. Se devoraría todo lo hecho, aun a ella mísma al final de los días. Y este último propósito domino sus actos desde entonces.